martes, 29 de abril de 2014

La Visión del Artista

¡Ha despertado sí,
lo ha hecho con frenesí,
con inauditas ganas de vivir
en un mundo nuevo donde existir!

Ve tantas cosas a su alrededor
que se asusta de lo demoledor,
del reloj que nunca acaba,
pero que sí nos apaga.

Sensaciones, experiencias e infinitud aparente
observa a todas horas ausente,
mientras que en su letargo
vive en lo vacío y rutinario.



Ahora me hallo intrigado
pues lo veo obstinado
en desarrollar ideas vigorosas
en inmensas aspiraciones virtuosas.



Se ha detenido.
Está como ausente, perdido.
No aventuro hipótesis exteriores,
ya que no entiendo sus emociones.

Se observa en el espejo.
Yo tan solo denoto un reflejo,
aunque quizás él vea la abstracción,
de su pasada desaparición.

Poco a poco recupera sus aficiones,
y en ellas imprime canciones
sobre todo lo nuevo y antiguo,
y sobre su tiempo tan exiguo.

La rutina lo atenaza de nuevo,
pero ya conoce su placebo,
así que se divide y aprovecha
cada oportunidad rehecha.



Me siento extraño otra vez,
pues como un peón de ajedrez,
ha vuelto a esclavizarse 
y entre la duda a regocijarse.

Yo estoy perdido entres su creaciones,
ya que en ellas no encuentro pasiones,
sino sinsentidos irracionales
repletos de matorrales.

Y pasan los meses
antes mis córneas mequetrefes.
Y pasan y pasan,
mientras los significados se aplazan.



Hoy, tras tanta espera gradiente,
me siento algo inocente,
pues en mi estupidez
no había caído en la lucidez.

Pero ahora lo entiendo todo,
luego no puedo comprenderlo a mi modo,
sino que debo canalizar cada garabato
como si fuera un inmenso alegato.

Y por fin lo veo,
que este sujeto en su recreo
no vive plácidamente
porque se llena artísticamente.

También comprendo que su existir
no se basa en sobrevivir,
ya que conoce todo el sufrimiento,
con el que crea un nuevo lienzo.

Sí, puedo observar sus poesías antes difusas
junto a las que creía inconclusas,
y sentir que estaba expresando
su más profunda vida cantando.

Y en esta algarabía,
hallo una creación que resplandecía
por su sensación fría,
por lo que me decía.

Muros, vacío, silencio,
en pinceladas de genio.
He comprendido tanto en este instante,
su arte como vida, un contraste constante.

No hay comentarios :